Menu

Suplementos para la salud sexual

Suplementos para la salud sexual

Suplementos para la salud sexual

Algunas veces el cuerpo necesita ciertos medicamentos o suplemento para llevar a plenitud el acto sexual y así prever cualquier mala experiencia que se pueda presentar durante el acto. Nos referimos a mejorar los niveles de libido, hormonas, etc.

Gracias a la mano de la tecnología, y más acertadamente dicho de la naturaleza, se han desarrollado diferentes suplementos que permiten un ejercicio óptimo del acto sexual en los seres humanos y alcanzar así la salud sexual deseada.

Los más importantes son:

Las pastillas para tratar disfunción sexual, como son el caso del famoso Viagra (comprar viagra contrareembolso), el Cialis, el Herex, o la Tefina. La función elemental de estas drogas farmacológicas, principalmente apuntada hacia hombres salvo el último ejemplo mencionado, es favorecer la potencia sexual que puede perderse por motivos como la vejez, o problemas emocionales y/o psicológicos. Cuando la persona carece de capacidad de erección o segregación de flujo suficiente para concretar un acto sexual, un suplemento de este tipo, bajo las condiciones cardiológicas y generales adecuadas, es una solución.

A su vez también encontramos los métodos anticonceptivos que impiden la transmisión de enfermedades y la fecundación no deseada. Universalmente, el preservativo masculino es el más utilizado; es una pieza de látex que se adecúa al pene, impidiendo el roce directo entre los genitales de los participantes y manteniendo la integridad de quien no tenga alguna enfermedad, y obstaculizando el ingreso de semen en el aparato reproductor femenino para no concretar la fecundación. Otros ejemplos importantes son el preservativo femenino, el DIU (pequeño “gancho” intrauterino, que utiliza la mujer para impedir el ingreso del semen del hombre) y el diafragma, que funciona de forma similar al anterior, pero se trata de un disco y se ubica en la vagina.
Por último están los medicamentos específicos para las enfermedades de transmisión sexual una vez contraídas. Los más conocidos y aplicados son la amoxicilina, que sirve para curar la gonorrea, la azitromicina y la doxiciclina que impiden el desarrollo de la clamidia, y la penicilina que se usa en el tratamiento de la sífilis.

Todos estos recursos permiten alcanzar o mejorar la salud sexual de un individuo cuando no puede alcanzarlo de forma independiente.

A la hora de tomar estos medicamentos debes de tener la opinión de tu doctor, porque te podrían causar efectos secundarios. Estos medicamentos deben ser prescritos por el médico de tu confianza y debes también consultarlo con tu pareja.

No comments

Leave a Reply